Central Óptica celebra el Día Mundial del Glaucoma invitándote a que te revises la tensión ocular

glaucomaEn el Día Mundial del Glaucoma, Central Óptica recuerda la importancia de las revisiones ópticas ya que esta enfermedad se suele diagnosticar tarde porque los afectados no notan síntomas hasta que han perdido gran parte de la visión.

El glaucoma es una enfermedad del ojo que le roba la visión de manera gradual y por lo general no presenta síntomas. Se define como una enfermedad del nervio óptico irreversible y su factor de riesgo más importante es la presión intraocular elevada (PIO).

Conocida como la “ceguera silenciosa”, se trata de la segunda causa de ceguera del mundo occidental después de las cataratas. Afecta, aproximadamente, a entre el 1,5 y el 2% de la población, aunque a partir de los 70 años, ese porcentaje se eleva hasta el 5%. En España se calcula que puede haber alrededor de un millón de afectados, aunque la mitad no lo sabe.

Con exámenes oftalmológicos periódicos, la detección temprana y el tratamiento puede preservarse la vista. La mayoría de pacientes afectados de glaucoma no suelen tener síntomas hasta entrar en fases avanzadas de la enfermedad, y teniendo en cuenta la irreversibilidad de los daños producidos, es de vital importancia diagnosticar la enfermedad en su fase más impaciente.

Por ello, son fundamentales las visitas periódicas al oftalmólogo, más aún, cuando existen factores de riesgo: personas mayores de 40 años, antecedentes familiares, miopía, diabetes, hipertensión arterial o enfermedades cardiovasculares, entre otros.

 Central Óptica cuenta con un equipo técnico y humano adaptado para la detección precoz del glaucoma. Ponemos a tu alcance un tonómetro para medir la tensión ocular sin contacto ni anestesia que cuenta con un sistema de salida de aire automático para proporcionar un análisis visual sin molestias.