Consigue en nuestras ópticas de A Coruña unas gafas adaptadas que protejan tus ojos del sol

En nuestras ópticas de A Coruña,  recibimos la temporada de invierno con lo último en moda óptica,  nuevas promociones y nuevos sorteos de gafas de sol. Sí, gafas de sol, porque en invierno también es necesario que protejas tus ojos de los rayos ultravioleta. ¿Sabías que la nieve multiplica el efecto nocivo de la radiación? Refleja hasta el 80% de la radiación ultravioleta, cuatro veces más que el agua, y la proporción aumenta un 10% cada 100 metros de altitud debido a la disminución de la absorción atmosférica.

Al esquiar o realizar actividades de montaña, el reflejo del sol sobre la nieve puede dañar la vista y causar grandes problemas de visión a corto y largo plazo. Por eso te recordamos que utilices la protección ocular adecuada y te invitamos a que participes en nuestro sorteo de unas gafas de sol Stuka con espejo y cristales para la nieve garantizados y con protección de rayos ultravioleta.

foto-concurso

Es muy importante que adquieras tus gafas solo en tu óptica de confianza. Recuerda que unas gafas oscuras no siempre presentan los filtros UV adecuados y pueden resultar peligrosas. Unas gafas con cristales oscuros y sin los filtros de protección adecuados favorecen la dilatación de la pupila hacienda que la cantidad de rayos que se introducen en el ojo se multiplique, sin protegerlos de los rayos ultraviosletas. Además también es importante que las gafas tengan protecciones laterales para reducir la cantidad de rayos UV que llegan a los ojos.

Problemas derivados de no utilizar unas gafas de sol con protección de rayos UV

Si no se usa la protección adecuada, la exposición a los rayos ultravioleta puede producir lesiones oculares. La queratitis solar o fotoqueratitis, también conocida como la ceguera de la nieve es una inflamación de la córnea inducida por una exposición aguda a las radiaciones UV.

Skiing Towards the SunLa ceguera de la nieve suele afectar a los dos ojos y aparece en las primeras 12h después de la exposición solar. Se estima que una exposición a la radiación UV de sólo dos horas es suficiente para causar una queratitis solar.

Cuando la exposición a la luz solar es intensa y prolongada en el tiempo, puede llegar a causar problemas oculares más graves. El efecto de las radiaciones UV es acumulativo, pudiendo acelerar la aparición de cataratas e incluso producir lesiones en la retina (el tejido más sensible). De hecho, existe evidencia científica que indica una asociación entre la severidad de la exposición a la luz solar y la degeneración macular asociada a la edad (DMAE).

 

 

 

 

 

 

 

 

 

Fuentes: admiravision.es | estacionesqui.com