Descubren que la luz solar es fundamental para el desarollo del ojo durante el embarazo

Red de vasos capilares de la retina de ratón en el desarrollo. / sujata rao

La exposición a la luz durante el embarazo es clave para el desarrollo del ojo. Científicos de la Universidad de California de San Francisco y del Children’s Hospital Medical Center de Cincinnati en EEUU han descubierto que la luz solar es necesaria para que los ojos del feto se desarrollen adecuadamente.

El estudio publicado recientemente  en la revista Nature añade un nuevo significado a lo que se sabía sobre el desarrollo de la retina y enfermedades oculares causadas por trastornos vasculares. “Hemos identificado una vía de luz de respuesta que controla el número de neuronas de la retina“, explica Richard Lang, coautor del estudio e investigador en la división de oftalmología pediátrica del Children’s Hospital Medical Center de Cincinnati.

Los investigadores descubrieron que los fotones de luz activan directamente en el feto una proteína llamada melanopsina para ayudar al desarrollo de los vasos sanguíneos y las neuronas de la retina en el ojo. Para ello, realizaron varios experimentos con ratones de laboratorio que les permitieron identificar los componentes específicos de la vía de respuesta a la luz y su función. Uno de ellos fue criarlos en la oscuridad para comparar los efectos sobre el desarrollo vascular del ojo.

La conclusión del estudio determina la necesidad de que un número suficiente de fotones penetren en el cuerpo de la madre en la última fase de gestación. Se trata de una secuencia de procesos y efectos relacionados entre sí activada por los fotones de la luz que llegan al feto aún dentro de la madre. El eje de esa coreografía bioquímica reside en los vasos sanguíneos que rodean el ojo. Cuando se está desarrollando, una red específica de vasos se va retrayendo, mientas que se forma el sistema vascular de la retina. “Este proceso es importante desde el punto de vista clínico”, señala Nature, “porque un crecimiento anormal de ese sistema vascular es una de las principales causas de ceguera en los niños prematuros”.

Los experimentos de Lang han permitido descubrir cómo en los ratones que se mantienen en la oscuridad o aquellos que carecen del pigmento fotosensible melanopsina, el sistema vascular de la retina crece excesivamente y la anomalía desemboca en una supresión del número de neuronas retinales.

En los animales con un proceso de gestación normal, los fotones de luz activan directamente la melanopsina en el feto, ayudando a iniciar el desarrollo correcto de los vasos sanguíneos y de las neuronas en el ojo. Las neuronas retinales necesitan una gran cantidad de oxígeno para formarse y funcionar correctamente, y cuando los vasos sanguíneos crecen incontroladamente ejercen excesiva presión sobre el desarrollo del ojo y puede provocar daños graves y ceguera en casos extremos.

Fuentes:

Sujata Rao, Christina Chun, Jieqing Fan, J. Matthew Kofron,  Michael B. Yang,  Rashmi S. Hegde, Nature.  A direct and melanopsin-dependent fetal light response regulates

Alicia Rivera, El País. El ojo necesita luz durante el embarazo para desarrollarse

Infomed. Exposición a la luz durante el embarazo, clave para el desarrollo del ojo