Diferencias entre e-books y libros electrónicos para la salud visual

¿Los Reyes Magos te han regalado un e-book, un tablet o un smartphone? Si es así, te interesará conocer las diferencias que existen entre los diferentes dispositivos.  Para leer son recomendables los libros electrónicos debido a características como la luz o los tonos de grises que imitan la tinta con la que se imprime un libro corriente. La tecnología de los libros electrónicos permiten acercar al usuario a una experiencia similar a la del papel, a la vez que facilita la lectura y reduce el esfuerzo del ojo en usos prolongados.Las pantallas de los e-books ofrecen una imagen pasiva, es decir, iluminada desde fuera, sin reflejos ni brillos, como un libro de papel. Además, podemos modificar el tamaño de la letra y hacerla más grande para facilitar la lectura.

Por el contrario, las pantallas de tablets o smartphones están iluminadas y producen los mismos efectos que al leer frente a la pantalla del computador. En España, más de un 50 por ciento de mayores de 14 años lee habitualmente en formato digital. Quizás, en este mismo momento estás leyendo este artículo desde un tablet, smartphone o dispositivo similar. En ese caso, recuerda que debes descansar la vista 5 minutos tras cada hora de lectura para evitar cansancio y molestias como picor, escozor, dolor de cabeza, visión borrosa o doble y aumento del parpadeo.También es recomendable mantener una distancia de unos 30-40 centímetros frente al libro o dispositivo de lectura, descansar los ojos alternando la lectura con la visión de un objeto lejano y parpadear de manera frecuente.

Artículos relacionados: E-books, consejos para un uso saludable

Fuente: saludalavista.com