La diabetes ocular es la primera causa de ceguera entre personas de 20 y 64 años

diabetesEl control anual de la vista, con especial atención al fondo de ojo, así como el control de la glucemia sistémica y la tensión arterial son fundamentales para prevenir el deterioro de la salud visual, e incluso la ceguera, complicaciones comunes asociadas a la diabetes.

La diabetes ocular es la primera causa de ceguera entre los 20 y 64 años de edad. Un 25% de los diabéticos tienen alguna forma de retinopatía, siendo en el 5% de ellos una forma grave.  Puede aparecer en jóvenes y adultos, aunque el riesgo de desarrollar esta enfermedad es mayor cuanto más tiempo de evolución lleva, por lo que las revisiones oculares se hacen fundamentales.

La retinopatía diabética es la consecuencia del daño continuado que sufren los pequeños vasos sanguíneos de la retina. Al cabo de 15 años con diabetes, aproximadamente un 2% de los pacientes se quedan ciegos, y un 10% sufren un deterioro grave de la visión.

Para prevenir la retinopatía asociada a la diabetes es fundamental una revisión, al menos, anual de la retina y examinar signos y síntomas de edema macular diabético, cataratas o glaucoma… Este examen permite detectar a tiempo una posible alteración que muchos diabéticos no suelen acusar hasta que es demasiado tarde para tomar las soluciones terapéuticas adecuadas.