Ray-Ban y Oakley comercializarán las Google Glass graduadas a partir de 2015

La firma italiana Luxottica, propietaria de marcas como Ray-Ban y Oakley, entre otras, distribuirá a partir de 2015 las nueva Google Glass con cristales graduados. El acuerdo supone abrir a un mercado más amplio las gafas interactivas del gigante de Mountain View y asegura un diseño más novedoso que los prototipos conocidos hasta la fecha. “Con esta relación estratégica, Luxottica y Google, que están marcando el ritmo de sus respectivos sectores, unirán los desarrolladores de alta tecnología con los diseñadores de moda y los profesionales de gafas”, ha destacado Andrea Guerra, consejero delegado de Luxottica. El acuerdo, ha añadido, “es la plataforma ideal para el desarrollo de la industria y responder a las necesidades cambiantes de nuestros clientes a escala mundial”, ha añadido.

Luxottica incorporará la nueva tecnología a sus principales marcas empezando por Ray-Ban y Oakley. A este respecto, Oakley, muy popular entre los deportistas, se ha destacado en los últimos años por apostar con fuerza por la tecnología. Fruto de ello, ha llegado a poner a la venta unas gafas con música y auriculares —que no tuvieron mucho éxito— y ha desarrollado unas pantallas para esquí con dispositivo GPS e instrumentos de navegación.

La clave de las Google Glass es que incorporan una pequeña pantalla del tamaño de un sello en la lente que permite grabar vídeo, hacer fotografías, acceder al correo electrónico o consultar información en internet gracias a la conexión con el móvil.

Actualmente, su precio ronda los 1.000 euros, así que para desarrollar un producto más accesible para el gran público las dos compañías formarán un equipo de expertos dedicados al diseño, desarrollo de productos e ingeniería vinculada a las lentes.

El objetivo, combinar la moda y el estilo de vida actual con la innovación tecnológica, un reto extensible a todo el elenco de complementos portables.

google-glass

Fuente: EL PAÍS