¿Sabes qué es la presión intraocular?

792x414_1200x628_pio

 

Para mantener su forma y funcionar correctamente, el ojo necesita tener una cierta presión que se mantiene constante cuando existe equilibrio entre la producción y la eliminación del líquido acuoso en la zona anterior. Si se elimina de manera insuficiente, la presión se eleva, presiona el nervio óptico y produce, como consecuencia, problemas oculares.

El aumento de la presión intraocular no es fácil de percibir, se puede llegar a tener un 40% de daño en el nervio óptico antes de detectar una pérdida de visión.

Las revisiones ópticas son fundamentales para prevenir y combatir problemas antes de que sean irreversibles.

El tonómetro es precisamente el aparato que mide los valores de la presión intraocular con una prueba muy sencilla e indolora.

La presión intraocular se mide en milímetros de mercurio (mmHg).

Se considera que está en parámetros normales cuando se encuentra entre 11 -21 mmHg.

Las probabilidades de padecer glaucoma aumentan si se tiene alta la presión intraocular.

La hipertensión ocular se produce cuando la presión intraocular se mantiene elevada de manera continuada.

En nuestras ópticas de A Coruña te garantizamos un análisis visual sin molestias.

Ponemos a tu alcance la herramienta adecuada, un tonómetro, lo que permite a nuestro equipo de profesionales medir la tensión ocular sin contacto ni anestesia, a través de un sistema de salida de aire automático.

Fuente: nosinmisgafas.com